Conocer la armadura de Dios es una tarea asignada a todos los cristianos en la búsqueda de su conexión espiritual. Todos somos capaces de aportar, de hecho, en estos momentos ya la traemos puesta en nuestro ser.

armadura de dios

Cada fragmento de la armadura supone una protección poderosa en el evangelio que se coloca a disposición de cualquiera. Las partes poseen sus propias características que las hacen únicas y diferentes para darles su uso.

Enfrenta la lucha espiritual como uno de los mejores soldados de Dios sin pensar en rendirte ante las tentaciones.

¿Qué es la armadura de Dios?

La armadura de Dios consiste en un arma espiritual que toma la luz para darse forma, convirtiéndose en un vestido espiritual. No se trata de algo material porque el principal objetivo de esta es prepararnos para la lucha contra el mal.

Satanás acecha, está en los lugares donde la oscuridad se presenta, y la armadura la portaremos para defendernos de él.

Al lucir vestidos de Cristo, estamos trascendiendo de los hábitos de la carne y de lo que nos hace tan vulnerables. El Rey de las tinieblas nada tendrá que hacer en nosotros vestidos de Cristo, porque no tocará al Hijo de Dios.

Se afirma que la armadura de Dios ya la poseemos porque esta es la idea que se refleja en Efesios 6:1,15. “Ceñidos, vestidos y calzados” es una frase que personifica la protección que Dios nos entrega al recibir a Cristo.

En tan solo tres fragmentos, Nuestro Padre nos da la orden de estar firme ante la presencia del mal.  Atravesando así un estado de preparación que cual soldado debe enfrentar a sus enemigos.

Características de la armadura de Dios

Gracias a Efesios 6:14-17 se puede encontrar y apreciar todas las partes de esta armadura sagrada que todos portamos. Después de aceptar a Cristo en Nuestra vida, podremos entender todo lo relacionado a la armadura y sus partes:

El cinto de la verdad

Si Cristo está en nosotros, entonces la verdad será nuestra como la mejor defensa y protección frente a los engaños. La mentira es algo inaceptable para Dios y las mismas solo son usadas por Satanás para cegar a los fieles.

El cinto de la verdad es la parte más importante de la armadura de Dios porque resguarda en su interior las otras partes. Además, es vital reconocer la verdad para salir triunfantes en la lucha constante a la que se enfrenta la sociedad ante tantas mentiras.

Ceñidos la verdad” es una frase bíblica que invita a confiar en la palabra de Dios y el ejemplo que nos da. Nuestro Padre tiene un plan para nosotros y cómo sus hijos debemos aceptar su guía abriendo nuestro corazón.

La coraza de justicia

La coraza de justicia para todo guerrero es indispensable para proteger su cuerpo y alma de las heridas letales. La justicia que da honor a su nombre es la justicia del mismo Cristo, aquella que da Dios y se acepta por fe.

La coraza será importante para un cristiano ya que esta protegerá su corazón de todo ataque que intente Satanás. Al igual que otras partes de la armadura de Dios, debe ser aceptada desde la profundidad de los pensamientos.

Es decir, no debe haber cabida para los deseos impuros o deudas de que Nuestro Señor está cuidando de nosotros. Usas la coraza para recordar el sacrificio de Cristo para todos los seres humanos y alejar pensamientos impuros.

El apresto del evangelio de la paz

El calzado de los pies es un escudo que permite a los fieles creyentes superar los caminos más difíciles. Nadie puede avanzar con los pies descalzos si se encuentra con piedras afiladas o vidrios que intentan hacer retroceder.

Es aquí donde los pacificadores utilizan esta parte de la armadura para mantener vivo su anuncio del evangelio. Aunque haya muchos sufrimientos que acompañan la causa, los verdaderos hijos de Dios mantendrán la entereza.

Satanás ha llenado la tierra de numerosas trampas escondidas, esperando utilizar cualquier muestra de fragilidad. Sin embargo, con “calzados los pies con el evangelio de la paz” todos podemos mantener un camino establecido.

El escudo de la fe

No hay mayor objeto alegórico de nuestra devoción a Dios que la cantidad de fe en nuestro ser y su palabra. Mientras mejor se conozca la biblia y sus enseñanzas, mejor percepción de la intimidad con Dios se puede tener.

Toma el escudo de la fe” es una frase que debe recordarnos siempre la presencia de Nuestro Padre en nuestra vida. La fe florece sólo cuando crecen nuestros conocimientos por la obra y gracia de Nuestro Señor.

El Diablo jamás esperará a que levantemos nuestras defensas para atacarnos con sus llamas de fuego maligno y mentiras.  Por esto la obediencia a Dios es tan importante para evitar caer en las tentaciones y el placer de la carne.

El yelmo de la salvación

El yelmo recibe su nombre por ser propio de un casco, para los cristianos nos ayuda a mantener protegida la mente. Una mente ocupada y en renovación difícilmente sea víctima de los constantes ataques del señor de las tinieblas.

Nuestros pensamientos deben ser y estar relacionados a los conocimientos que nos va dejando la Palabra de Dios. Todos los cristianos debemos tener presente la salvación prometida por Cristo, pero debemos estar preparados para poder ser salvados.

En la sociedad actual es normal tener días en donde se dude del poder de Nuestro Padre. Sin embargo, ten presente la convicción y firmeza de que solo con Jesús estarás a salvo.

La espada del espíritu

La armadura de Dios está complementada en su aspecto más fuerte con la espada del espíritu para defendernos y atacar. Está forjada directamente desde el espíritu de Dios, es tu espíritu personificado en forma de palabra, la biblia.

Algunos suelen tomar esta parte como un recordatorio de entender y estudiar la Palabra de Dios como un estilo de vida. El poder no se trata de una meta intelectual, sino de conexión entre mente y corazón.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en nuestra web. Puedes leer cuando quieras nuestra política de cookies