Sanidad interior + Que es, Concepto y Definicion

sanidad interior

La sanidad interior es un tema muy estudiado dentro del ministerio de la liberación que jamás debe pasarse por alto. Es normal pensar que la expulsión de demonios es una prioridad, sin embargo, también lo son las heridas emocionales.

Solo a través de la sanación de las heridas emocionales es como un cristiano puede liberar su alma hacia el Espíritu Santo. Se trata de algo complejo, pero con la suficiente paciencia y devoción puede dominar este Ministerio.

Aprende hoy mismo a recibir la sanidad de tu alma a través del sagrado Espíritu Santo.

Índice

    ¿Cómo es posible identificar una herida emocional?

    Si queremos lograr una sanidad interior, debemos empezar por detectar todas las heridas emocionales de nuestra alma. Estas poseen sus propios síntomas, aquí te presentamos algunas:

    • Crudeza interior: la sensación de un dolor que no desaparece.
    • Irritabilidad: un síntoma que hace mostrar furia por cualquier cosa.
    • Sentimientos negativos: constantes sensaciones de odio, ira o resentimientos que se elevan por el cuerpo.
    • Sensibilidad hacia un recuerdo: pensar en un hecho del pasado altera tus sentidos.
    • Dificultad de amarse: sentir que algo impide recibir el amor de otros.
    • Sentimientos de enojo hacia Dios: quizás por eventos pasados que bloquean la mente hacia la misericordia de Nuestro Padre.

    ¿Qué puedo hacer para sanar una herida interior?

    Como si de un dolor físico se tratase, las heridas emocionales deben ser tratadas desde su lugar de origen. Es decir, encontrando la razón o el momento en que el dolor se ha mostrado en nuestra alma.

    Elabora una lista de cosas de las cuales te lamentas en lo más profundo de tu ser para sincerarte honestamente. También puedes comenzar abriendo esa parte del pasado que tanto te avergüenza o sientes te oprime.

    La razón es encontrar el lugar de origen para desprender de raíz todos los males en tu corazón.

    Claves para la sanidad interior

    Es hora de mostrarte de una forma más planificada todas las claves para lograr una sanidad interior verdadera. Abre tu corazón a Dios y sigue los siguientes consejos:

    1. Resuelve los sentimientos de culpa: utilizando la información de puntos anteriores, es momento de resolver problemas que generan culpa. Dios estará para escucharte y guiarte para liberar los sentimientos negativos que sienta tu alma.
    2. Abrir las heridas y sacarlas a la luz de Cristo: Jesús es el único que entregará su cuerpo para aliviar tu dolor. No dudes en abrir tu corazón y orar para que el Salvador se apiade de tu remordimiento.
    3. Desarrollar una actitud agradecida: la vida de un cristiano cambia cuando tiene el don del agradecimiento eterno. Haz de esto un hábito que le de paz a tu conciencia.
    4. Olvidar el temor: La verdadera sanidad interior no debe temerle a nada, salvo al poder de Dios todopoderoso.
    5. Creer y confiar en Dios: a partir de estos momentos jamás pongas en duda tu fe en Dios.
    6. Enfocarse en la solución: abre tu mente a las señales del Espíritu Santo para recibir las verdaderas soluciones.
    5/5 - (12 votos)
    1. Lucas Pérez dice:

      Amén Hermanos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en nuestra web. Puedes leer cuando quieras nuestra política de cookies