Lucas 10:25-37 NVI - Parábola del buen samaritano

buen samaritano

El buen samaritano es una de las historias bíblicas que más invita a la reflexión en familia y amigos sobre Dios. Su interpretación es muy libre, por lo que hasta hoy existen muchas conclusiones en torno a la misma historia.

La narración de un hombre víctima de robo, maltratos y olvidado por muerto es algo que causa muchas impresiones. Sobre todo cuando llega el punto en donde es ayudado por un samaritano con visión religiosa algo diferente.

Hoy conocerás más sobre la parábola que Dios enseñó para que las personas mejoren sus interacciones.

Índice

    Resumen de la Historia bíblica del Buen Samaritano

    El buen samaritano se trata de una parábola mencionada por Jesucristo luego de que un abogado le hiciera una pregunta:

    • ¿Quién es mi prójimo?

    Es a partir de ese momento cuando Jesús menciona la experiencia de un hombre que descendía de Jerusalén a Jericó. Siendo atacado en su travesía por ladrones que lo robaron y golpearon hasta el punto de dejarlo medio muerto.

    Un sacerdote llegaría a verlo herido y le pasaría a un lado, de la misma forma que hizo posteriormente un levita.

    Pero un samaritano, raza odiada por los judíos, vería al hombre herido con mucha hambre y tendría compasión de él. Vertería aceite y vino sobre sus heridas y las trataría para luego poner al hombre sobre su burro.

    Aquel hombre moribundo pasaría la noche en una posada y al día siguiente el samaritano ofrecería dos denarios al posadero. De esa forma, él lo cuidaría y prometió pagar más de camino a su regreso para cubrir otros gastos.

    Para este punto Jesús le preguntaría al abogado a cuál de los tres hombres le parecería un vecino. El abogado respondería que el samaritano (el hombre que mostró más misericordia) era el vecino.

    Jesús respondería nuevamente: “Ve y haz lo mismo

    Puntos relevantes del relato

    • El pueblo de Samaria era considerada un área de odio para los judíos porque muchos se casaban con no judíos.
    • Jesús le daría a la palabra “prójimo” un mejor significado: cualquier persona que necesite ayuda.
    • El buen samaritano tuvo compasión del judío herido, como Jesús tendría compasión de las personas.
    • Algunos suelen pensar que Jesús se reflejaba en el samaritano, como alguien que era despreciado y rechazado por otros.

    Conclusiones sobre el buen samaritano

    No cabe duda de que esta historia lo que busca es enseñarnos el verdadero significado de contar con un prójimo. Además de ser un ejemplo de cómo debemos ayudar a cualquier persona sin pensar en nuestro beneficio o conveniencia.

    El buen samaritano era un prójimo, una persona odiada por los judíos pero que se supone odiaba a los judíos. Sin embargo, el significado de vecino que se le otorga se refiere a ayudar al extraño que lo necesita.

    Jesús una vez más deja en claro la importancia de amar a nuestros enemigos y seres queridos por igual. Porque como Dios nos ha enseñado, él nos ama a nosotros los pecadores porque siempre seremos sus hijos.

    5/5 - (13 votos)

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en nuestra web. Puedes leer cuando quieras nuestra política de cookies