Bases Fundamentales De La Unidad De La Iglesia

la unidad de la iglesia

Todos saben que existen bases fundamentales en la unión de la iglesia así como de toda la comunidad religiosa. La unidad siempre se verá a través de nuestro señor Jesucristo, quien murió y resucitó por todos nuestros pecados.

Con esto creó al nuevo hombre así como una nueva y mucha mejor humanidad, todo a partir de los Efesios del apóstol Pablo.  Allí se expresan los nuevos valores que van a ser la base de la unidad en la iglesia.

Con esto se quiere decir  que el nombre no solamente va a oír y ver los valores que se esperan de ellos. Si no que además tendrá que ponerlos en práctica de la manera correcta para llevar a la humanidad a un mundo mejor.

Índice

    Bases en la unidad de la iglesia.

    Amor

    Esta es la principal base en la unidad de la Iglesia actualmente, además de ser uno de los primeros valores que se nos enseña. Pero este amor debe ser distinto al amor que sale de nuestros corazones de manera espontánea.

    Este amor debe estar relacionado más bien con nuestra conducta mientras tratamos con las demás personas. El verdadero deseo del apóstol Pablo con esta iglesia es que preservara la unidad que caracterizaba a Jesucristo.

    Para esto exhorta en cada una de sus escrituras a  que todos los que hacen parte de la iglesia cumplan los mismos principios. El primero que resalta fue la humildad la cual era anteriormente muy mal vista, este era un aspecto resaltante de los judíos.

    En ellos se involucraron  con la vida así como los esclavos, es decir, para ellos el ser una persona humilde era necesariamente pobre. Es entonces cuando Pablo decide que la para una iglesia unida lo que es básico es la humildad entre todos.

    Jesús fue un vivo ejemplo de esto, al llegar al mundo y permitir su clara humillación de la manera que lo hizo por su amor por nosotros. Es por eso que toda la congregación debe estar dispuesta a siempre ser humilde, y evitar el orgullo.

    La Masendumen

    Esta es otra de las bases fundamentales en la unidad de una iglesia y solo lo poseen las personas que tienen una personalidad fuerte. Esto hace que el carácter del que uno es dueño también sea de beneficios para todos los demás.

    Estas cualidades, el amor, la humildad y la mansedumbre forman las bases para el verdadero hombre nuevo. Ver a este tipo de nuevos hombres va a mostrar que si se puede llegar al perfecto equilibrio, exactamente como Jesús.

    Para esta personalidad se necesita muchísima paciencia para soportar todas esas situaciones o personas desafiantes. La que provocan problemas y dificultades en nuestro camino del mundo terrenal hasta llegar con nuestro señor.

    Dios realmente nos ha mostrado la paciencia con Cristo, podemos encontrar paz en cada vesícula donde nos enseña lo que soporta con paciencia. Pero no es solo una parte, toda la congregación debe ser paciente así como tener tolerancia completa.

    Solamente así existiera la correcta iglesia, y la plena hermandad entre hombres

    5/5 - (9 votos)

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en nuestra web. Puedes leer cuando quieras nuestra política de cookies