El verdadero significado de la cruz de Cristo

significado de la cruz de cristo

La cruz durante mucho tiempo significó la muerte, era usada como un instrumento de ejecución con métodos dolorosos y tortuosos. En la crucifixión las personas eran clavadas o atadas a la cruz y la dejaban colgada hasta que muriera.

Pero por la muerte de Cristo en la cruz el significado cambió y ahora es el amor de Dios y su justicia. La cruz es actualmente el símbolo del cristianismo y nos recuerda el sacrificio del hijo de Dios al permitir que lo mataran de una forma dolorosa y cruel.

Índice

    ¿Qué nos enseña la cruz de Cristo?

    La cruz de Cristo son dos maderos que nos enseña nuestra dignidad, quienes somos y cuál es nuestra verdadera identidad. El madero que aguantó sus brazos abiertos nos enseña que debemos amar a nuestros hermanos como a nosotros mismos.

    El madero horizontal nos enseña hacia dónde debemos caminar, que es el camino al que Jesús se ha unido. Para ser igual a nosotros en todo, para que todos fuéramos iguales, pero menos en el pecado.

    La cruz al ser bañada por la sangre de cristo se convirtió en el símbolo de la salvación al liberarnos de nuestros pecados.

    ¿Qué significa la cruz de Cristo?

    La cruz comenzó a ser usada como símbolo del cristianismo a partir del siglo IV, para los primeros cristianos tenía un significado negativo. Para ellos la cruz significaba el lugar de ejecución de los peores criminales.

    En la actualidad la cruz simboliza el poder de Jesús, porque sobre ella sucedió algo muy importante, la muerte de Cristo por amor. A continuación se presentan algunos significados de la cruz:

    El gran amor de Dios por nosotros

    Dios mandó a su hijo para que nos liberará del pecado, permitió que muriera y que resucitará para que tuviéramos vida eterna.

    Señal de un nuevo pacto

    En la última cena de Jesús con sus discípulos les hizo saber que su sacrificio en la cruz era el inicio de un nuevo pacto de Dios con el hombre. La sangre que Cristo derramó en la cruz marcó el comienzo del pacto.

    La sangre derramada y el cuerpo torturado de Jesucristo logró la limpieza de nuestros pecados, porque él vino al mundo a quitar los pecados. Cuando se acepta a Jesús como el Salvador de la vida se recibe el perdón y la limpieza de los pecados.

    Jesús venció al poder de las tinieblas y al diablo

    La muerte de Jesús en la cruz demostró que nadie tiene más poder que él y que reina sobre todos, incluyendo las tinieblas y el diablo. Cuando Cristo murió en la cruz fue un nuevo comienzo en el mundo espiritual.

    La victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte

    Jesús murió para librar a la humanidad del pecado y resucitó entre los muertos, lo que significa que venció a la muerte y vive por siempre. Cuando aceptamos a Cristo en nuestras vidas y nuestro cuerpo físico muere tendremos junto a él vida eterna.

    5/5 - (6 votos)

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en nuestra web. Puedes leer cuando quieras nuestra política de cookies